Etiquetas

1809 1870 1896 1928 1938 1940 1943 1945 1954 1955 1957 1960 1968 1976 1985 1995 1996 1997 2001 2002 2016 abuela aburrido academicos Afganistán africa Albert Sánchez Piñol Aldous Huxley alegoría Alemania Alessandro Baricco Alexandría alienación amazonas america amistad amor anarquismo Andes Angola Antoine Saint-Exupéry António Lobo Antunes arge Argentina arte Atwood Auster Australia austria austríaco Autoficción autor autoritarismo autostop aventura ballenas Barcelona Barnes Beatnik benedetti Berlin Biafra biologia Bioy Casares Boston brasil Bruce Chatwin Buechner Buenos Aires Bukowski caballos Camilo Jose Cela campo canada canguru Cannery row capitalismo Carlos Castaneda Castaneda catalan Catalunya cesar aira César Aira chatwin Chile Chimamanda Ngozi Adichie chinos ciencia ficcion Ciencia Ficción ciudad civilizacion clases sociales clasico clásico cocina Coetzee colombia colonialismo colores comunismo Congo consciencia contemporáneo crisis economica critica social crotos cuentos cuentos cortos cuidad culpa y inocencia cultura D.H. Lawrence daniel Kehlmann darwinismo Dave Eggers depresión derecho desaparecidos desarollo desgracia detectives dialogo diario dictadura dinero distopia distopia/utopia Dostojewskij Douglas Adams drogas Eduardo Mendoza EEUU Egipto el infinito Enrique Vila-Matas ensayo escocia escritura espacio urbano España espionaje estados unidos estadounidense estilo de escritura moderna Estonia evolucion exilio existencialismo familia fantasia fantastica fantástico fauna felicidad feminismo Fernando Pessoa ficción Francia futbol futuro Gabriel García Márquez gales gemelos geografia George Orwell Glavinic Goethe Gonçalo M. Tavares Graham Greene Greene guerilla guerra guerra civil Guerra Civil Espaniola guerrilla Handke Harry Hole Haruki Murakami Helena Corbellini Henry Trujillo Herman Koch Hermann Hesse Herrndorf hippie hippies historia holandés homosexualidad Houellebecq humor identidad idioma ilustrado imigracion india indigenas infancia infantil inglaterra ingles inmigrantes intercultural intriga Irak Irán Isla Islam Italia italiano Jack Kerouac Jo Nesbo John Irving john steinbeck joseph conrad jovenes jóvenes Juan José Millás Juan Pablo Villarino Juan Rulfo juventud kafka kafkiano Kehlmann Las enseñanzas de Don Juan latino latinoamericano Lawrence Durell lenguaje letras Levrero libros Lídia Jorge lisboa literatura africana literatura alemana literatura pop London Luxemburgo Mairal Mankell Manuel da Silva Ramos mapas mar Marc-Uwe Kling Margaret Atwood Mario Levrero Mario Vargas Llosa Mazzantini memoria meta-ficcion mexico minirelatos mitologia mitología moçambique moderno Montevideo moral mujer mujeres multiculturalismo Munich Murakami navegar Nicaragua Niccolò Ammaniti Nigeria no vale la pena nomada nómada nómadas nomadismo non-fiction novela novela corta novela de barrio novela negra nueva novela latinoamericana Nueva York obrero occidente Octavio Paz okupas Olguín onetti Oriente oso ostracismo Osvaldo Baigorria otro libro aleman parabola Paris partido comunista pastiche Patagonia Pedro Paramo. latinoamericano periodismo persia peru Perú playa poesia poesía policíaca policial poligamia Politica ficcion porcelana portugal portugues portugués postdictadura Praga premio Cervantes Premio Nobel prostitucion psicoananalisis psicologia psicología puerto Puig racismo Rafik Schami raro raza Re-lectura realismo realismo magico realismo. cela Reino Unido relato religion República Dominicana rio ritual de pasaje Robert Musil rui zink Rusia sabiduria Sacheri Saer satira Schnitzler Sergio Olguín serie: O reino sexo sexualidad sigloXIX simulacro Siria sistema escolar Skármeta soledad Sudafrica Suecia sueño suerte surrealismo surrealismo? suspenso Tango theroux Tierras de cristal Tomás Eloy Martínez tremendismo tren trilogía involuntaria triologia Trujillo turismo unicornios uruguay utopia politica vagabundo vagabundos vargas llosa vejez viaje viajero vide de campo Viena vigilancia villa de miseria violencia violencia domestica violencia sexual zadie smith

30 octubre, 2016

Pedro Vieira - O Que Não Pode Ser Salvo (2015)

Quería leer algo de algún autor joven de la Lisboa de ahora. Por casualidad llevé este a Francia, junto con otro libro que se también se sitúa entre Portugal y París. La primera impresión era muy agradable, me gustó más de que suponía que me iba a gustar, me parecía fresco, moderno, una escrita continua que lleva al lector sin dar demasiado en puntos o parágrafos. Es la historia de unos jóvenes, que viven entre el norte portugués, la margen sul (suburbio) de Lisboa y Francia. La chica, hija de emigrantes portugueses en decide ir a tentar su suerte en Portugal, sin los padres, para darse cuenta que ni a Francia, ni a Portugal pertenece del todo, a pesar de dominar ambas lenguas y códigos culturales. Los tres chicos se conocen y se comunican, sobre todo via facebook, y tratan de superar las barreras entre clases y géneros que los separan, para ayudarse, para encontrar a quien amar y ser amado, encontrar una identidad para si, para sobrevivir las familias y sobretodo los trabajos precarios que tienen.
A medida que avanzaba en las páginas, O Que Não Pode Ser Salvo me decepcionaba cada vez más, me iba confundiendo los personajes, y esto ya no por causa de la manera de juntar asociaciones y streams of thought que distingue el autor, sino porque mismo en la segunda mitad del libro, los personajes todavía no me eran bien caracterizadas, no me los imaginaba, los caracteres estaban dibujados como un adulto dibuja a unos jóvenes desde la distancia de 10 o 20 años que los lleva a más. Es una distancia entre generaciones que no se llena tan fácilmente. Sobretodo me molestaba que el autor usara tantas palabras antiguas, super-cultas y no sé qué, que ni con diferentes diccionarios, internet y 30 portugueses educados a mi alrededor conseguí entender todo el vocabulario. Adoro cuando se trabaja bien el lenguaje, que se inventa nuevas palabras y se incorpora los casi olvidados, pero esto era un exagero, un ejercicio forzado. Cuando llegué al final, con mucho esfuerzo de dar una oportunidad a este autor joven que ganó tantos premios, desistí. Raramente hago esto, faltaban mismo solo 5 páginas, y ya los leí de cima, pero no logré motivarme a acabar el libro, ni dejándolo de lado unos días. 
En fin, pueden discordar conmigo, pero para mi esta novela no valió la pena. El autor afirma en una entrevista que en Portugal, actualmente, se vive entre ruinas. Se escucha mucho esto, pero nunca me queda claro si el contraste a esta crisis es la gloria nacional de un Portugal antes de la Unión Europea, antes de las guerras de independencia de las colonias o mismo antes del terremoto. Hay muchas referencias a Enrique Vila-Matas (que me parece que debo leer) y al evangelio de Mateus que desconozco, quizás por por eso que no conecté mucho con este libro.
Se lo regalé a un joven escoces que estaba aprendiendo portugués.

28 octubre, 2016

Adolfo Bioy Casares - Plan de evasión (1945)



Hace poco vi la película de Papillon, basada en la novela homónima de Henri Charrière (1969) y me sentí recordada. El tema es parecido, se trata de prisioneros políticos en las Guyanas francesas, solo que en Plan de evasión el protagonista no es un preso que procura escapar, es el administrador Nevers, que se encuentra en las Islas de Salvación en una especie de penitencia, mandado por su familia, para cumplir un año antes de poder volver.
La historia es contada por un tío que se basa en la correspondencia que mantenía con su sobrino, parece que este está a completar la historia con sus propias conclusiones, suposiciones, explicaciones, porque nada es cierto, ni para el narrador ni mucho menos para el protagonista que desde el primer día teme una revolución, teme estar involucrado y que le fuera negado el regreso a Francia. Su paranoia aumenta con cada día y parece que hay razones para desconfiar. El gobernador se mantiene ocupado en actividades secretas en la Isla del Diablo, aparentemente la está a camuflar, solo nadie sabe que quiere decir con esto.
Se borran los límites entre enfermedad y salud, libertad y prisión, locura y razón, lo fantástico y real - todo que procuramos separar en lo cotidiano. el confuso Nevers siempre hesita, hace un plan de huir, piensa que seria conveniente tal o cual cosa, y se arrepiente enseguida y hace el contrario, o sospecha de una persona y de repente se confía a ella. Vive solo de la esperanza de ser substituido por su primo, el 27 de marzo a seguir a una suplica suya por carta. Pero teme que los disturbios desatan antes del deseado día. El gobernador mandar trocar presos de Isla, sin criterio aparente, luego interna a otros en la enfermaría sin médicos y después hasta llega a internarse a si mismo.
Cuando Nevers descubre que el gobernador esta "enfermo" y ordenó que lo encierran en una celda ya no comprende nada, pide al criado para hablar con él, este le explica cual la orden es no incomodar los enfermos de noche, lo podrá ver, ya que la celda está abierta de cima, pero para hablar con él debería esperar hasta la noche cuando estaría dormido. Desconcertado, se sienta en la silla del gobernador y comienza a improvisar, pero la acción se vuelve cada vez más fantástica, confundiendo y jugando con representaciones e impresiones sensuales de las personas, como solo lo es possible en una isla o en una cárcel.
Fue mi primero Bioy Casares, conocido como dupla de Borges y de facto me acordó de Las ruinas circulares y también de La isla del Dr Moreau, al que alude obviamente. Sin duda tiene un formato y estilo que vale la pena consumir.

27 octubre, 2016

Robert Musil - Las Tribulaciones del estudiante Törless (1906)


Acabo de leer las últimas páginas en el viaje para casa y tuve que leer otra vez el principio, a ver como era exactamente que todo tenía empezado. Me encantó la historia. Encontré el libro en alemán en una librería de libros usados en Bordeaux. Es una historia del tipo coming of age, novela de formación, bastante más simple que otros escritos de Roberto Musil, se trata de su primera publicación.
El autor retrata un internato para jóvenes burgueses, hijos de funcionarios y militares, en el reino de Austria-Hungría, en algún lado cerca del ferroviario que lleva a Rusia  donde ocurre todo lo típico que no puede faltar en una adolescencia: amor, violencia, orden, el alejamiento de los padres, descubiertas de intereses académicos y de un cierto lado oscuro omnipresente pero oculto por camadas superficiales de cosas correctas y buenas.
El joven Toerless está dividido entre a moral que adaptó en la buena casa de sus padres y la exitosa manera de vivir de sus amigos un poco mayores, Beineberg y Reiting. Él está buscando su identidad de individuo en esta vida de grupos, su camino propio, por veces es idealista, seguro, otras veces tímido y indeciso. Va descubriendo las rachas que hay entre toda racionalidad occidental, de la academia, de la ciencia, de las profesiones de los adultos. Por ejemplo conoce a una mujer que vive en una casita en el bosque que trabaja como prostituta en las inmediaciones del internato y observa con interés como sus amigos interactúan con ella. Toerless es muy sensible y un gran observador de emociones y también le interesan las lecturas místicas de filosofa y religión oriental de uno de sus amigos. 
En el instituto de jóvenes masculinos domina un ton agresivo y jerárquico, es común que la clase se busca una víctima y se abusa de ella. También es sabido que hay atrevimientos de experimentar deseos y sensualidades entre los muchachos, a menudo mezclado con excesos de violencia y sumisión, como lo enseña, si bien no abiertamente, el sistema de los adultos. En una situación de estas Toerless se ve obligado a posicionarse frente a los amigos machos, frente a una persona más débil, con menos prestigio, menos carácter, pero que le provoca una excitación inexplicable y todavía tiene que decidir como hablar con las autoridades sin denunciarse a si, o a los amigos.
Me gustó mucho la descripción de las infiltraciones irracionales en la luz de la racionalidad y la detenida atención que el autor pone en la importancia de educar su espíritu, su alma, frente a las normas y maneras crueles de la sociedad.
Tal vez se podría describir como semejante a las novelas de Herman Hesse, aunque este nunca me fascinó demasiado.

22 octubre, 2016

Juan José Millás - La soledad era esto (1990)




Es la historia de una mujer deprimida que hereda de su madre una butaca y un reloj y unos diarios que afirman que la madre fue deprimida, enferma e infeliz. Ella vive en Madrid, pasa el tiempo fumando porros y se siente cada vez alejada de su marido. Al final se cura de su depresión, deja los porros y el marido, se corta el pelo y vuelve a depilarse las piernas. Nunca se sabe como o porque fue que ella y el marido dejaron de ser activistas de izquierda (como es aludido que hayan sido), ni se sabe que va a hacer ella de su vida ahora que se separó del economista sin escrúpulos morales, excepto de encontrar un marido mejor, claro. La única cosa interesantes es que ella contrata un detective para seguirla a ella misma y de forma anónima ordena al detective de escribir informes personales, subjetivos, y ella goza con las lecturas de informes hechos por un hombre que la encuentra atractiva. Pero después no pasa más nada. Ni la relación con el marido, ni con el detective me parecen creíbles o interesantes.
Creo que este fue el peor libro que leí en años. Hasta yo escribo mejor! No vale la pena el tiempo de leerlo, ni los 3 Euros que gasté para adquirirlo. Un aburrimiento en mayúscula! Parece estar escrito mal a propósito. Por qué es tan reconocido este autor?

20 octubre, 2016

Dave Eggers - Conhecereis a nossa velocidade! (2002)

 
Llegué a la estación de Oriente de trenes casi una hora antes de que el tren partía, que puntualidad! Ahora, claro que ya iba cargada de libros para el viaje, pero está ahí la feria de libros permanente de la estación de trenes, abierta hasta muy tarde con precios relativamente bajos y no pude resistir en ofrecerme uno de los baratitos. Me apetecía literatura ligera para el viaje, poco seria, y escogí este por ser libro de "roadtrip" y porque a este autor ya me tenían recomendado. Con este libro crucé la frontera Irun-Hendaya y lo dejé a las amigas en Bordeaux.

Los amigos Will y Hand, dos hombres de la clase media de EEUU, de la profunda provincia, están llenos de dinero, dinero que no robaron, pero que no les parece justo tener. Deciden viajar alrededor del mundo y distribuirlo a gente que más lo necesita. Poco a poco queda claro que más que viajar están escapando de algo, de sus propias problemas. Sobre todo el narrador, Will, es frágil, sensible, nervoso, tal vez fracasador en una sociedad como la estadounidense y muy querido, da ganas de abrazarlo. El es el que insiste en hacer este viaje, en ganar velocidad para escapar la sombra del recuerdo de su mejor amigo que acaba de morir. En cambio, Hand, es un macho típico, protege a Will, pero muchas veces no ve mucho más lejos de que su propia nariz,  y es fácil ver la relación desigual entre os protagonistas, una relación de dependencia, pero también de amor. En el viaje - es difícil dar la vuelta al mundo en tan solo una semana- todo corre mal, pero ellos consiguen adaptarse al mundo en que todo corre mal, aprender con eso. Ellos saben que, "não fazia muito sentido sair-se de nosso país, quando se anda apenas à procura de paisagens e de gente pobre". Y, además, "gastar em viagens é gastar na avidez de nosso olhar".
Ellos saben que dando dinero a individuos, crean otras injusticias, en este mundo absurdo, ni la buena voluntad se vende bien. Ellos se adaptan también a esa característica absurda del mundo. Por ejemplo, cuando estan en Senegal, intentan prender dinero a los burros que ven en los caminos, con cinta scotch, o hacen una caza al tesoro, porque "cada una de sus historias es más triste que la nuestra. 
También en Marruecos y en Estonia, Will y Hand, solo hacen mierda, juegan con el mundo, se suben a los arboles heladas, saltan de carros tirados por burros, dan vueltas sin sentido, porque la velocidad les parece la única salida. Pero el mundo trata mal a la gente con dinero y buena disposición, el mundo está hecho de violencia y injusticias, sino, porque se tenía que morir el Jack?
La novela, quizás no es una grande obra, pero me hizo pasar un buen rato, es una mezcla de bestseller llano y libro sobre la juventud contemporánea y su relación con el mundo, con la desigualdad, el dinero, y el sentido de sus vidas. Contiene bastantes reflexiones sensibles y observaciones concisas. La violencia como parte de crecer, la búsqueda de una orden o un sentido a la americana, también la búsqueda de los límites.
Me hizo bien leer esto, envolverme en muchas páginas (con ilustraciones!), aunque diría que los últimos 100 páginas sobran. Lo que más me gustó, era como el autor construía la relación entre los dos amigos.









Translate