Etiquetas

1976 1985 1995 1996 1997 2001 2002 2016 abuela aburrido academicos Afganistán africa Albert Sánchez Piñol Aldous Huxley alegoría Alemania Alessandro Baricco Alexandría alienación amazonas america amistad amor anarquismo Andes Angola Antoine Saint-Exupéry António Lobo Antunes arge Argentina arte Atwood Auster austríaco Autoficción autor autoritarismo autostop aventura Barcelona Barnes Beatnik benedetti Berlin Biafra biologia Bioy Casares Borges Boston brasil Bruce Chatwin Buechner Buenos Aires Bukowski caballos Camilo Jose Cela campo canada canguru Cannery row capitalismo Carlos Castaneda Castaneda catalan Catalunya cesar aira César Aira chatwin Chile Chimamanda Ngozi Adichie chinos ciencia ficcion Ciencia Ficción ciudad civilizacion clases sociales clasico clásico cocina Coetzee colombia colonialismo colores comunismo Congo consciencia contemporáneo crisis economica critica social crotos cuento cuentos cuentos cortos cuidad culpa y inocencia cultura D.H. Lawrence daniel Kehlmann darwinismo Dave Eggers depresión derecho desaparecidos desarollo desgracia detectives dialogo diario dictadura dinero distopia distopia/utopia Dostojewskij Douglas Adams drogas Egipto Enrique Vila-Matas escritura espacio urbano España espionaje estados unidos estadounidense estilo de escritura moderna Estonia evolucion exilio existencialismo familia fantasia fantastica fantástico fauna felicidad feminismo Fernando Pessoa ficción Fogwill Francia futbol futuro Gabriel García Márquez gales gemelos geografia George Orwell Glavinic Goethe Gonçalo M. Tavares Graham Greene Greene guerilla guerra guerra civil Guerra Civil Espaniola guerrilla Handke Harry Hole Haruki Murakami Helena Corbellini Henry Trujillo Herman Koch Hermann Hesse Herrndorf hippie hippies historia holandés homosexualidad Houellebecq humor identidad idioma ilustrado imigracion india indigenas infancia infantil inglaterra ingles inmigrantes intercultural intriga Irak Irán Isla Islam Italia italiano Jack Kerouac Jo Nesbo John Irving john steinbeck joseph conrad jovenes Juan José Millás Juan Pablo Villarino Juan Rulfo Julian Barnes juvenil kafka kafkiano Kehlmann latino latinoamericano Lawrence Durell lenguaje Levrero libros lisboa literatura africana literatura alemana literatura pop London lunfardo Luxemburgo Mairal Malvinas Manuel da Silva Ramos mar Marc-Uwe Kling Margaret Atwood Mario Levrero Mario Vargas Llosa Mazzantini memoria meta-ficcion mexico minirelatos mitologia mitología moçambique moderno Montevideo moral mujer mujeres multiculturalismo Munich Murakami navegar Nicaragua Niccolò Ammaniti Nigeria no vale la pena nomada nómada nómadas nomadismo non-fiction novela novela corta novela de barrio novela negra nueva novela latinoamericana Nueva York obrero occidente Octavio Paz okupas Olguín onetti Oriente oso ostracismo Osvaldo Baigorria otro libro aleman Pablo Ramos parabola Paris partido comunista pastiche Patagonia Pedro Paramo. latinoamericano percepción periodismo persia peru Perú playa poesia poesía policíaca policial poligamia Politica ficcion porcelana portugal portugues Premio Nobel prostitucion psicoananalisis puerto Puig racismo Rafik Schami raza Re-lectura realismo realismo magico realismo. cela Reino Unido relato religion República Dominicana rio ritual de pasaje Robert Musil rui zink Rusia sabiduria Sacheri Saer satira Schnitzler Sergio Olguín serie: O reino sexo sexualidad siglo XX sigloXIX simulacro Siria sistema escolar Skármeta soledad Sudafrica Suecia sueño surrealismo Tango Tomás Eloy Martínez tremendismo trilogía involuntaria triologia truco Trujillo turismo unicornios uruguay utopia politica vagabundo vagabundos vargas llosa vejez viaje viajero vida y muerte. vide de campo Viena vigilancia villa de miseria violencia violencia domestica violencia sexual zadie smith

27 septiembre, 2015

Patrick Modiano - Domingos en agosto (1986)


Publicada originalmente en el 1986 y que ahora,"Domingos en agosto" salió otra vez. No lo leí en agosto, pero sí en un domingo y de un tirón. Es una historia enigmática, y sin embargo no sé si cae en la categoría policial o no. Está narrada con mucho cuidado, sin una frase demás, es una manera de contar con atención al detalle, que es de estos que hacen que no nos importa que cuenten, simplemente nos gustan. Son estas descripciones afinadas de sensaciones, humores y atmósferas difíciles de describir hasta para uno mismo. Por ejemplo describe como en la ciudad casi imperceptiblemente cambia el aire y el significado que tiene para él. Crea una tensión, un suspenso muy fuerte, va dosificando bien la información y juega con el orden en el que da a saber los acontecimientos para el lector. De a ratos me acordó de los libros de J.M. Domínguez, que me encantan. Logra que al final uno sí o sí tiene que leer otra vez los primeros capítulos porque el desenlace muestra lo pendiente que está el lector de la forma de contar, si sólo hubiese invertido el orden de mencionar ciertas cosas, el efecto del libro cambiaría por completo.
El desenlace en sí, personalmente, no me gustó mucho, pienso que no aprovechó bien todo que iba armando antes, pero para el total esto son detalles.
Me gustó mucho esta novelita y la recomiendo.
Ni me acordaba que fue él que ganó uno de los últimos Premios Nobel y pienso que vale la pena aprovechar y conocer más de su obra.

26 septiembre, 2015

Vergilio Ferreira - Aparição (1959)



Este libro es lectura obligatoria en los liceos de Portugal, me recomendaron al autor varias veces y sus libros se encuentran de segunda mano en todas partes a precios accesibles, así que un buen día me largué a la lectura.

La historia es esta: Alberto, el protagonista es un profesor que llega a la ciudad de Évora, se instala en una pensión y paralelo a su trabajo en el liceo mantiene contacto con una familia de un amigo de su padre, haciéndose amigo muy cercano de las hijas de este. El lector lo acompaña durante un año lectivo en el cual también cuenta un poco de su pasado y de su familia. Alberto es el único de tres hijos que no se casó, no tuvo hijos, es el más pensativo y menos dado para cosas practicas y manuales.

 En el medio de esta historia el autor mete reflexiones sobre vida y muerte, sobre amores imposibles debido a la naturaleza individual del hombre. El narrador mira muchas veces sobre la planicie del Alentejo o las montañas nevadas de su Serra da Estrela natal, contempla las casas de Évora y menciona la palabra aparição lo más frecuente que puede.

Yo opino que la historia no está mal, hubo partes que me gustaron mucho, también hay ideas en la que me parecía muy interesante seguirlo. Pero hubo ahí también cosas que me fastidiaron, primero que nada eso de poner palabras importantes en cursiva y que haya tantas palabras en cursiva que yo como lectora me sentí como si alguién me escribiera solo en mayúscula, para que por fin lo entienda. Segundo, no sé, acaso no entendí bien estas cosas existencialistas y juegos de símbolos y significados, ya que no estoy muy informada acerca de eso, pero la parte que juzgo que entendí, me aburrió. Fue una sobredosis de: "estoy aqui a la luz de la luna, me acuerdo de todo y sufro,.." y "vagueo por la ciudad, miro hasta el horizonte, la luz ilumina los campos, estoy triste...", "no, mamá, no voy a misa, ya no creo en dios".

En fin, me gustó eso de leer sobre la vida cotidiana en Portugal de hace casi 60 años, con carrozas de caballo, criados y todo, me gustó como escribe el autor, pero me dio unas ganas de sacudirlo y decirle escribíme algo más rápido, algo menos solitario, menos triste. Hasta se le encuentra humor, por ejemplo cuando en una ocasión reflexionan sobre el suicidio y el asesinato y llegan a la conclusión de que produzir la muerte de alguién es algo de fuerza divina, parecida a la fuerza de crear y por tanto no humano, sino sobre-humano o a lo mejor sub-humano y en este mismo momento el muchacho tira una pedra para espantar un perro y mata una gallina. Ese tipo de cosas me divierten. Y hay varias muertes a las que uno puede interpretar de diversas maneras. Pero en el medio me pareció patético, y ni el hecho de que ya cumplió más que medio siglo lo puede disculpar.

No sé si recomendarlo o no. Seguramente solo me pareció largo porque luché con mi falta de vocabulario y si lo hubiese leído en español no se me hubiera hecho nada largo. Les puede gustar o no. Ahora sí, para obligar a adolescentes en el liceo a leerlo me parece demasiado triste y largo. Me divertió irlo comentando con mis amigos, casi todos dijeron algo como "ah, gran libro, me acuerdo que lo leimos en la escuela, me gustó" y después "tenés razón, se hizo muy pesado y no dice nada, pues, lo debería releer.."

18 septiembre, 2015

Angélica Gorodischer - Trafalgar (1979)


Angélica Gorodischer, Trafalgar
La autora de Trafalgar es de Rosario, Argentina. Nunca había escuchado hablar ella, se llama Angélica Gorodischer, nació en el 1928. Es un libro de cuentos de ciencia ficción en español rioplatense. Con esta receta no podía fallar en gustarme, y que además me lo pasó una amiga con excelente gusto literario.
Y de hecho me los devoré, me encantaron.

Son cuentos independientes, pero es mejor leerlos en orden y todos juntos porque llevan el mismo personaje central, que es Trafalgar, el comercia entre los planetas y se hace fortunas. En cada cuento aparece en alguna esquina de Rosario, la Rosario de Argentina normal y sin extraterrestres ni cosas futuristicas y cuenta a un amigo interrogatorio de sus aventuras recientes, mientras consume café a litros fumando sin parar.

La autora demostró su fantasía e imaginación para inventar mundos distintos y su humor omnipresente. Son cuentos muy simples, pero a la vez contienen ideas profundas sobre sociedades diferentes a las nuestras, sea con matriarcados, con otro sistema de tiempo y espacio, con muertos vivos y con civilizaciones o historias cambiadas sin querer por Trafalgar que mete la pata donde puede tratando de vender cosas y engatinarse alguna piba. 
Ya dije en otras ocasiones que eso de leer cuentos cortos es nuevo para mi, uno entra en la historia y ya se acaba, pero aqui es diferente porque son coherentes y se puede leer el libro de un tirón. No sé que tanto entendería un español el humor y el vocabulario argentino, pero a mi todos menos uno me gustaron lo suficiente que me bajé todos los libros que encontré de la autora.
"Trafalgar" es lo que se dice una literatura fresca, original y rápida.

Chimamanda Ngozi Adichie - La flor púrpura (2005)



(Ojo que hay diferentes títulos según lugares de publicación: purple hibiscus/ a cor do hibisco/Blauer Hibiskus)

Había leído "Americanah" de esta autora el año pasado y me gustó mucho.
Empecé a leer este libro en portugués y lo tenía en la mano cuando me vino a visitar una amiga de Alemania y me ofreció un libro que se terminó y no quería llevar de vuelta a casa, era el mismo en su traducción alemán, vaya casualidad. A ella le había encantado y se había emocionado mucho. Es la historia de una familia nigeriana moderna con un padre que lucha para sus valores  de libertad, democracia y derechos humanos y los de la religión católica y de "los blancos". Se lee rápido y tiene una estructura simple.
Francamente, yo me había esperado algo más, me toquó la historia, me hizo pensar, pero me emocioné demasiado, ni me puse a llorar. Sobretodo esperaba más porque la otra novela que conocía de la autora me pareció más elaborada con mucho más niveles de acción diferentes, es más ambigua y compleja, en cambio esta se limita a un solo plano de narracion. La mirada de la quinceañera Kambili, muchacha inteligente, tímida y dulce, que es la narradora está limitado y aunque la autora logra muy bien hacer sentir el lector el lugar de la protagonista, al final me quedó un poco la sensación de un libro no simple, pero sí unidimensional. Habla con una observación fina de temas como la adolescencia, de riqueza y pobreza, de educacion y familia y de Nigeria.
Considerando que es una obra primera, no está nada mal. Sobretodo para quien no se entristece con exploraciones de los mecanismos de psicología humana y esta tendencia nuestra de santificar los medios con una intención benévola que lleva a nada menos que un espiral vicioso de violencia doméstica extrema en el que el bien y mal no son tan fácil de distinguir como el blanco y el negro.
Recomendo la lectura, en todo caso sería mejor empezar con esta novela y seguir con las otras de la autora.

Translate