Etiquetas

1976 1985 1995 1996 1997 2002 2016 abuela aburrido academicos Afganistán africa Albert Sánchez Piñol Aldous Huxley alegoría Alemania Alessandro Baricco Alexandría alienación amazonas america amistad amor anarquismo Andes Angola Antoine Saint-Exupéry António Lobo Antunes arge Argentina arte Atwood Auster austríaco Autoficción autor autoritarismo autostop aventura Barcelona Barnes Beatnik benedetti Berlin Biafra biologia Bioy Casares Borges Boston brasil Bruce Chatwin Buechner Buenos Aires Bukowski caballos Camilo Jose Cela campo canada canguru Cannery row capitalismo Carlos Castaneda Castaneda catalan Catalunya César Aira chatwin Chile Chimamanda Ngozi Adichie chinos ciencia ficcion Ciencia Ficción ciudad civilizacion clases sociales clasico clásico cocina Coetzee colombia colonialismo colores comunismo Congo consciencia contemporáneo crisis economica critica social crotos cuentos cuentos cortos cuidad culpa y inocencia cultura D.H. Lawrence daniel Kehlmann darwinismo Dave Eggers depresión derecho desaparecidos desarollo desgracia detectives dialogo diario dictadura dinero distopia/utopia Dostojewskij Douglas Adams drogas Egipto Enrique Vila-Matas escritura España espionaje estados unidos estadounidense estilo de escritura moderna Estonia evolucion exilio existencialismo familia fantasia fantástico fauna felicidad feminismo Fernando Pessoa ficción Fogwill Francia futbol futuro Gabriel García Márquez gales gemelos geografia George Orwell Glavinic Goethe Gonçalo M. Tavares Graham Greene Greene guerilla guerra guerra civil Guerra Civil Espaniola guerrilla Handke Harry Hole Haruki Murakami Helena Corbellini Henry Trujillo Herman Koch Hermann Hesse Herrndorf hippie hippies historia holandés homosexualidad Houellebecq humor identidad idioma ilustrado imigracion india indigenas infancia infantil inglaterra ingles inmigrantes intercultural intriga Irak Irán Isla Islam Italia italiano Jack Kerouac Jo Nesbo John Irving john steinbeck joseph conrad jovenes Juan José Millás Juan Pablo Villarino Juan Rulfo Julian Barnes juvenil kafka kafkiano Kehlmann latino latinoamericano Lawrence Durell Levrero libros lisboa literatura africana literatura alemana literatura pop London lunfardo Luxemburgo Mairal Malvinas Manuel da Silva Ramos mar Marc-Uwe Kling Margaret Atwood Mario Levrero Mario Vargas Llosa Mazzantini memoria meta-ficcion mexico minirelatos mitologia mitología moçambique moderno Montevideo moral mujer mujeres multiculturalismo Munich Murakami navegar Nicaragua Niccolò Ammaniti Nigeria no vale la pena nomada nómada nómadas nomadismo non-fiction novela novela corta novela de barrio novela negra nueva novela latinoamericana Nueva York obrero occidente Octavio Paz okupas Olguín onetti Oriente oso ostracismo Osvaldo Baigorria otro libro aleman Pablo Ramos parabola Paris partido comunista pastiche Patagonia Pedro Paramo. latinoamericano percepción periodismo persia peru Perú playa poesia poesía policíaca policial poligamia Politica ficcion porcelana portugal portugues Premio Nobel prostitucion psicoananalisis puerto Puig racismo Rafik Schami raza realismo realismo magico realismo. cela Reino Unido relato religion República Dominicana rio ritual de pasaje Robert Musil rui zink Rusia sabiduria Sacheri Saer satira Schnitzler Sergio Olguín serie: O reino sexo sexualidad siglo XX sigloXIX simulacro Siria sistema escolar Skármeta soledad Sudafrica Suecia sueño surrealismo Tango Tomás Eloy Martínez tremendismo trilogía involuntaria triologia truco Trujillo turismo unicornios uruguay utopia politica vagabundo vagabundos vargas llosa vejez viaje viajero vida y muerte. vide de campo Viena violencia violencia domestica violencia sexual zadie smith

30 junio, 2015

Rui Zink - Homens-Aranhas (1994)



Rui Zink es este tipo portugués que yo comparo a Eduardo Mendoza. En Lisboa él escribe una columna en la última página de una de estas revistas del municipio de mi barrio (de la freguesia de Arroios) que en la mayoría de las ciudades son una inmensa pérdida de tiempo, leí solo uno, la "vuelta al barrio en 80 mundos" y opiné que para compararse con Cortázar no da, voy a tener que leer más columnas para poder hacerme una idea o me quedo con los libros. Bueno, creo que me divierten más las cosas que Zink escribió quando más joven. Leí éste libro de él  hace poco.
"Homens-Aranhas" son cuentos cortos, y a pesar de no ser muy fan del fomato "cuentos" algunos me gustaron mucho, otros bastante y alguno nada.
Uno por ejemplo, trata de un niño de once años que se pasa el día jugando al gameboy, al pacman, boxeo, reventar globos, etc, juegos electronicos de los 90 y que de noche sueña con cuentos de hadas mezclado con la realidad, la fantasías como refugio y como amenaza a la vez.
En general tienen mucha violencia en distintas formas, también encontré en todos estos cuentos algún elemento lúdico, será en uno figuritas de acción, y en otro juegos de engaño entre adultos, etcetera. De talón de fondo está la ciudad de Lisboa, o otras regiones de Portugal.
Recomiendo la lectura, para practicar portugues y para entretenerse está muy bueno, mismo cuando uno nunca ha leido los dibujitos del super-homen o Batman o homen-aranha.

28 junio, 2015

Lewis Carroll - Alicia en el país de las maravillas (1865)



les dejo estas fotos porque la edicion que tengoes muy fea
Después de haber pasado varias veces por la estación de tren/barco Cais do Sodré donde el coelho apressurado, gigante con reloj en la mano representado de forma repetida en los azulejos de las paredes, me di cuenta que era el personaje de Alicia en el país de las maravillas y que aún no lo había leído. Mi compañero de piso me lo prestó y lo leí. De niña seguro que habría visto el dibujito, pero no me acordaba de nada, a medida de que leía volvieron algunos recuerdos, pero creo que a los chiquitos da mas miedo de que alegría.
Bueno, es un clásico de los clásicos y con razón. Desafía las leyes de la lógica y además a las normas sociales, y relaciona todo con la alimentación.
Creo que es más para adultos que para niños y que el autor  debe haber estado más que un poco drogado, no me caben dudas, pero supo eligir y controlar bien las sustancias.
Lastima que las canciones y poemas no se dejan traducir bien al portugués. Es un libro lleno de paradojas y absurdidades, se deja de interpretar de mil maneras, en fin es una lectura genial, imprescindible y al final tiene solo 100 páginas - que más se espera de un libro?

21 junio, 2015

Charles Bukowski - Factótum (1975)

 

De los autores Beatnik leí poco aun, solo a Jack Kerouac. pero éste me cayó bien y tenía ganas de leer algo en ingles, ya que tengo dos visitantes de estadosunidos en la casa que me hacen hablar el idioma. Creo que si el libro salió en 1975 ya no debe de contar como Beatnik, no sé, pero es el mismo estilo de prosa espontánea que retrata las vidas de los jovenes de esta generación.
Además tengo un vecino que me recomendó a Bukowski, entonces le hice caso.

Un "factotum" es uno que hace todo y así es el protagonista, se emborracha de un ritmo que pocos pueden mantener, copo tras copo y al mismo tiempo encuentra y pierde trabajos, en cualquier ámbito, a la manera del tipico hire and fire estadounidense. Trabaja colgando carteles, buscando archivos, cargando camiones, fabricando comida para perros, etc etc. La novela está situada durante la segunda guerra mundial.

Mucho whisky y prostitutas  nada de romanticismo, episodios de la decadencia humana. Está demás decir que está todo un poco exagerado y sexista. El estilo espontaneo, comparado con Jack Kerouac tiene un lenguaje más pobre y le falta esta fascinación para las personas que tiene Kerouac. Las acciones se repiten eternamente y no llegan a nada más que esto, trabajo nuevo, borrachera, sexo, despedida, trabajo nuevo,... Se muestra todo el variado paisaje de personajes que sobreviven así día día.
Me pareció curioso que beben tanto vinho de porto y moscatel en Estados Unidos.

En fin, es un libro tan simple y refrescante como una cerveza fría en un día de verano. Con la diferencia que para mi gusto no da para leer algo asi todos los días.

Recomiendo igualmente, aqui el link al pdf en español:
http://www.bsolot.info/wp-content/uploads/2011/02/Bukowski_Charles-Factotum.pdf

17 junio, 2015

Camilo Jose Cela - Once cuentos de fútbol (1963)



 No conocía a Camilo José Cela y no me considero aficionada de fútbol. Averigüé un poco acerca del autor y aún menos ganas tenía de leer este libro. Pero, por sorpresa grata, al final hasta puedo decir que me gustó.
Por ahí en 1963 (tiempos del régimen de Franco) cuando fue publicado no era cosa para un escritor, intelectual, académico de liderar con temas tan bárbaros como es el deporte popular del fútbol.
Y a pesar de que siempre lo ha habido, la literatura del fútbol solo se popularizó en Europa después del boom de literatura latinoamericana (al menos es eso que se lee en literatura secundaria correspondiente) y Cela tuvo que justificarse al dedicar su don de escrita al deporte.
Estos once cuentos (como si fueran 11 jugadores supongo) estan arregladas en una determinada formación. Están organizados en cuatro mamotretos, una introducción y un colofón. El original aparentemente cuenta con ilustraciones, mi pdf no.
Son relatos sobre futbolistas sacados de contexto, desarraigados de geografía o época y satirizado, en algunas deporte aparece apenas de fondo, como ámbito donde situar sus historias, en otras es protagonista. 
El primer tema es la juventud, el deporte hace que uno se quede joven, pero este mensaje se esconde bajo la descripción de una niña vieja.
El segundo tema es la economía, habla de negocio de conseguir jugadores en otros países envolviendo política, la ONU, Interpol, etc. De los futbolistas como carne en liquidación. Como si se tratase del fútbol mundial de pleno siglo XXI. Además utiliza el fútbol como peripecia, como violencia donde la muerte es el premio de la pelea , como campo para aplicar la esotérica, habla de entrenadores, de hinchas, de héroes, de árbitros, etc.
Cada cuento tiene una o mas citas al inicio que hacen referencia al contenido.
 "El pie con bola o parábola de la juventud de por vida" es el titulo y como ya dice en este juego de palabra, el fútbol aquí sirve de parábola para simplificar cosas complejas mediante analogías y símbolos en pequeños cuentos (con moraleja).
Tiene mucho humor, pero hay que saber entender los chistes y maneras de decir! Referencias no faltan, hay de todo, Adam Smith, Shakespeare, Voltaire, Calderón de la Barca, Napoleón, Ovidio, Américo Vespucio. Como libro español también habla de toros y de caballos.
Me gustó, aunque creo que me gustó más el desafío de decifrar el libro, de buscar todas las palabras y referencias enigmáticos en diccionarios que los cuentos en sí. Recomendado! (hasta que ahora no descarto la posibilidad de leer alguna otra cosa de C. J. Cela)

Tony Bellotto - Bellini e o Demónio (1997)


Novela nórdica en versión sureña. Hay novelas negras de excelencia, hay buenas, mas o menos y hasta pésimas. Leo de todo. Ésta la ubico en el mediocampo, ya he leido mejores y peores.  
Pero hace mucho tiempo que no leía una novela policial clásica con un detective anti-/héroe como protagonista. Ya en la primeira página me hizo reir mucho. El detective brasileiro, Remo Bellini, (sí, de Rómulo y Remo) de São Paulo, es solitário, amargo, medio alcohólico, frustrado sexualmente, un cuanto melancólico, en fin, así como nos gustan los detectives en estas novelas - en versión brasileira. Mete la pata siempre y es involuntariamente gracioso.
Es la historia de la búsqueda de un manuscrito viejo, desaparecido en Rio de Janeiro. Y después tambien del asesinato de una adolescente en un colegio en São Paulo, que fue encontrada com un tiro en la frente en una cabina de los baños. Es gracioso porque el detective usa walkman y teléfonos públicos.
Creo que es una triologia, pero no sé si necesito leer más. Prestado tal vez sí, comprado creo que no, el machismo al principio es gracioso, pero después solo repetitivo y hasta repugnante (los caracteres femininos se distinguen entre si nada mas que por el color de pelo y tamaño de tetas, ademas habla demasiado de su "palo" que hasta tiene nombre). Es un buen libro para leer en un bar o en la playa (la gente se sorprende verme con libros así), acompañado por mucha cerveza y que mismo después de tres o cuatro sigue siendo fácil y coherente de entender, el típico libro-película.
Para mi también era interesante leer en portugués brasileiro y darme cuenta de las diferencias. Me divierte leer "o cara era legal" en vez de "o gajo era fixe", "chope" en vez de "imperial" etc.. Aunque los personajes y el final son algo de mediocre, me gustó, dentre de ese género no es lo peor, pero uno tiene que saber gustar de estas cosas.

04 junio, 2015

Paul Auster - Sunset Park (2010)

 
La novela, ambientada durante los inicios de la crisis económica del 2008 en Estados Unidos, tiene como protagonista un chico de 28 años llamado Miles, que ha escapado de su pasado durante muchos años y vuelve a Nueva York donde ocupa una casita abandonada con algunos amigos y se confronta a su familia y viejos amigos.

Me llamó la atención entre los libros de oferta de la feria de libros, porque, aunque no estamos ocupando, comparto casa con mi amigo Miles de Nueva York.
Nunca me gustó demasiado Paul Auster y cuando salió el libro leí una nota en un diario sobre él y no me interesó lo suficiente para anotarlo. Pero hay mucho tiempo que no leo nada de él, de hecho recuerdo que lo último que leí fue "El país de las últimas cosas" y me encantó. 
Es esta cosa yanqui que me aburre tanto, los universidades Ivy League, los juegos de beisbol, los autos, el cine Hollywood, la violencia.. pero la literatura muchas veces acompaña la vida cultural de algun lugar, la muestra, la analisa, la presenta, juega con ella por tanto no me quejo.
Es verdad tambien que Auster escribe de un Estados Unidos visto más desde abajo, de vagabundos, pobres, perdidos, desaparecidos. Habrá que darle otra oportunidad.

El libro no está del todo mal, pero pienso que podría haber sido mucho mejor. Cada capitulo está dedicado a un personaje y recien al final se conectan los cabos. Así el lector se entera de la familia de Miles tanto desde su punto de vista, como desde el de su padre.  

Mi crítica repara en que la novela Sunset Park resultó tan estrictamente linear, sin ambiguedades o cosas fuera de ritmo que el lector tiene que tratar de comprender o de interpretar, que parece distante y un poco aburrido. Por ejemplo dice que la persona tal se siente vacía porque perdió el padre/madre/hijo, tal persona se siente mal porque el novio la engañó y la otra se siente mal porque piensa que es gorda. Queda así poco profundo y poco capaz de envolver la empatía del lector cuando tiene esta forma de reportaje formal, seco, casi sin diálogos. Y todo el tiempo está esta normativa cultural tan fuerte que uno tiene que tener una pareja para ser feliz, tiene que ganar dinero y llevarse bien con su familia. Casi se lee también al fondo como una acusación de Auster al país por haber caído en crisis económica, pero una crítica floja, borrosa, sin determinación.

Aún así, la novela se deja leer sin mucho esfuerzo, entretiene y estas cosas yanquis que me molestan, son cosas que le acuso injustificadamente, porque de por si, no tienen nada de malo. Solo que yo no me emociono con el name-dropping de actrices Hollywood de posguerra o esta cosa del sueño norteamericano de levantar empresas y hacer la gran guita.

Por suerte en la segunda mitad del libro se torna mejor, empezando a mezclar entre las narraciones sobre los diversos personajes, hay más acción, las relaciones entre caracteres se vuelven más complejas y el autor profundiza un poco más el tema de las relaciones padre-hijo, fuga-retorno, la superación de conflictos y perdidas que remoran a la adolescencia. Pero no acabó por convencerme.

En total lo recomendaría para los fans de Auster, o interesados en la cultura estadounidense y a todos los que quieren leer una novela entretenida, pero bastante pasajera, personalmente me identifiqué poco y nada con los personajes y me temo que los olvidaré pronto

Archivo del Blog

Translate