Etiquetas

1976 1985 1995 1996 1997 2001 2002 2016 abuela aburrido academicos Afganistán africa Albert Sánchez Piñol Aldous Huxley alegoría Alemania Alessandro Baricco Alexandría alienación amazonas america amistad amor anarquismo Andes Angola Antoine Saint-Exupéry António Lobo Antunes arge Argentina arte Atwood Auster austríaco Autoficción autor autoritarismo autostop aventura Barcelona Barnes Beatnik benedetti Berlin Biafra biologia Bioy Casares Borges Boston brasil Bruce Chatwin Buechner Buenos Aires Bukowski caballos Camilo Jose Cela campo canada canguru Cannery row capitalismo Carlos Castaneda Castaneda catalan Catalunya cesar aira César Aira chatwin Chile Chimamanda Ngozi Adichie chinos ciencia ficcion Ciencia Ficción ciudad civilizacion clases sociales clasico clásico cocina Coetzee colombia colonialismo colores comunismo Congo consciencia contemporáneo crisis economica critica social crotos cuento cuentos cuentos cortos cuidad culpa y inocencia cultura D.H. Lawrence daniel Kehlmann darwinismo Dave Eggers depresión derecho desaparecidos desarollo desgracia detectives dialogo diario dictadura dinero distopia distopia/utopia Dostojewskij Douglas Adams drogas Egipto Enrique Vila-Matas escritura espacio urbano España espionaje estados unidos estadounidense estilo de escritura moderna Estonia evolucion exilio existencialismo familia fantasia fantastica fantástico fauna felicidad feminismo Fernando Pessoa ficción Fogwill Francia futbol futuro Gabriel García Márquez gales gemelos geografia George Orwell Glavinic Goethe Gonçalo M. Tavares Graham Greene Greene guerilla guerra guerra civil Guerra Civil Espaniola guerrilla Handke Harry Hole Haruki Murakami Helena Corbellini Henry Trujillo Herman Koch Hermann Hesse Herrndorf hippie hippies historia holandés homosexualidad Houellebecq humor identidad idioma ilustrado imigracion india indigenas infancia infantil inglaterra ingles inmigrantes intercultural intriga Irak Irán Isla Islam Italia italiano Jack Kerouac Jo Nesbo John Irving john steinbeck joseph conrad jovenes Juan José Millás Juan Pablo Villarino Juan Rulfo Julian Barnes juvenil kafka kafkiano Kehlmann latino latinoamericano Lawrence Durell lenguaje Levrero libros lisboa literatura africana literatura alemana literatura pop London lunfardo Luxemburgo Mairal Malvinas Manuel da Silva Ramos mar Marc-Uwe Kling Margaret Atwood Mario Levrero Mario Vargas Llosa Mazzantini memoria meta-ficcion mexico minirelatos mitologia mitología moçambique moderno Montevideo moral mujer mujeres multiculturalismo Munich Murakami navegar Nicaragua Niccolò Ammaniti Nigeria no vale la pena nomada nómada nómadas nomadismo non-fiction novela novela corta novela de barrio novela negra nueva novela latinoamericana Nueva York obrero occidente Octavio Paz okupas Olguín onetti Oriente oso ostracismo Osvaldo Baigorria otro libro aleman Pablo Ramos parabola Paris partido comunista pastiche Patagonia Pedro Paramo. latinoamericano percepción periodismo persia peru Perú playa poesia poesía policíaca policial poligamia Politica ficcion porcelana portugal portugues Premio Nobel prostitucion psicoananalisis puerto Puig racismo Rafik Schami raza Re-lectura realismo realismo magico realismo. cela Reino Unido relato religion República Dominicana rio ritual de pasaje Robert Musil rui zink Rusia sabiduria Sacheri Saer satira Schnitzler Sergio Olguín serie: O reino sexo sexualidad siglo XX sigloXIX simulacro Siria sistema escolar Skármeta soledad Sudafrica Suecia sueño surrealismo Tango Tomás Eloy Martínez tremendismo trilogía involuntaria triologia truco Trujillo turismo unicornios uruguay utopia politica vagabundo vagabundos vargas llosa vejez viaje viajero vida y muerte. vide de campo Viena vigilancia villa de miseria violencia violencia domestica violencia sexual zadie smith

28 marzo, 2014

Jack Kerouac - En el camino (1957)



Sobre este libro del anio 1957 se dicen muchas cosas, el anio pasado lo hicieron película y parece que esto lo volvió a la atención de la actualidad un poco: Me dijeron que era un clásico, un must-read y otros me dijeron que no era gran cosa, que era un libro viejo nomás. Me quería convencer personalmente porque era sin duda un libro que tuvo muchísima influencia en la juventud del siglo pasado.
La novela es en gran parte autobiográfica, escrita desde la perspectiva del yo y basada en los viajes que Kerouac y sus amigos hicieron por los EE.UU y México por los anios alrededor del 1948. Cuenta más o menos de la misma manera que cuento yo mis aventuras de viajes, lo llama "prosa espontánea".
Está considerada como la obra definitiva de la generación beat o Beatnik que recibe su inspiración entre otras cosas del jazz, describiendo un modo joven y bohemio de vida. Renovando también la forma de narrar, esperimentando con un estilo espontáneo, casual. "On the road" fue la expresión de una juventud post-guerra que escapó de la conformidad y de los valores contemporáneos, buscandose su propio camino y sentido de cómo y para  qué vivir. Renunciando seguridades materiales, experimentando con drogas, poesías, religiones, no tienen vergüenza.
Que haya sido primero tan poco recibido y después de unos anios se convertió en un clásico creo que se debe a como eran las condiciones para jovenes en los 50, una época de presidente Truman y del boom económico. La generacion de los padres no pudo imaginarse que algun día será normal vivir con su pareja sin ser casados o andar viajando sin destino ni preocupaciones por tener algún trabajo. Unos anios después cambió mucho, se hizo la denominada revolución social. Eran los comienzos de las grandes movilizaciones en contra del militarismo (guerra fría), materialismo económico y represión sexual. Después los hippies. Entre otros famosos personajes "históricos" aparecen en el libro el famoso poeta y pacifista Allen Ginsberg en la novela bajo el pseudonimo de Carlo Marx.
Los viajes los llevan de la costa este al oeste y de vuelta, sin planes ni destinos, ni plata para un pan. Para mi que tiene algo del gran suenio norteamericano de la libertad, de la búsqueda de felicidad, que los protagonistas buscan en el camino y denuncian mentira que se lo encuentre en la vida sedentaria, y en el trabajo. Y si los automóviles privados eran símbolo de la libertad, el hitchhiker (autoestopista) lo era y lo es mucho más.
Mi opinion: Lo leí con esta espectativa de no encontrarme con nada especial y de repente me di cuenta que me encantó. Claro, que tiene elementos que visto desde hoy son muy sexistas o estupidas, gran parte del libro describe sus borracheras nomás. Claro, que en cuestiones de hacer autostop el protagonista no es para nada experto, ni tampoco tan aventurero, hoy en día cualquier hace las distancias que hizo él y más rápido, y no es nada especial, pero estos eran otros tiempos. Hoy en día poca gente viaja con tan pocas seguridades.
No es un libro para leer con lápiz y andar anotandose grandes sabidurías, pero algunas cosas me anoté, tiene esa chispa juvenil, de que se mete de cabeza en cualquier aventura sin pensarlo dos veces y sin importar que se quedó sin un peso. Y justamente es solo con esa manera juvenil al estilo de lo que hoy en día sería un blog de viaje, queda creíble. Y mirando las estrellas que le encandilan. Lo que me gustó de la novela es la fascinación del narrador por la gente loca y los amigos. En fin es un libro sobre amistad, tiene algo muy honesto, aunque describa como su amigo roba autos y insulta a gente homosexual, la manera en la que cuenta como ama a su amigo sin embargo, es muy auténtica. La disfruté muchísimo. Me hizo recordar muchos de mis viajes.
Lo leí en inglés, así además aprendí palabras nuevas. :-)

12 marzo, 2014

Rory Stewart - La huella de Babur. A pie por Afganistán (2004)


Es un libro de non-ficción, sobre un viaje a pie de Herat a Kabul en Afghanistan en el 2002, cruzando desiertos y montanias nevadas, siendo el único turista en el país. El autor es un político escoces con una biografía super interesante. Otra vez un libro que lleva mapitas, bibliografía y fotitos atrás. :-)
Sobre Afghanistan lo único que sabía, lo sabía de los libros de Khaled Hosseini. Esto es otra cosa, primero no es ficción, el autor es historiador, por lo tanto sabe transmitir esa pasión por datos casi olvidados y explicaciones históricos. Muestra lo que la guerra hace con las personas, muestra también la hospitalidad que recibe. Y da una vista al panorama político y de organizaciones non gubernmentales del anio 2002 desde adentro, Uno pensaría que es imposible cruzar una cordillera con picos de 4500m de altura en invierno y a pie, comiendo solo un poquito de pan y con suerte arroz cada noche, pero el autor prueba a que el cuerpo humano es capaz. También hizo viajes a pie a través de Pakistán, Irán, Afganistán, India y Nepal, aprendiendose un momtón de idiomas. Después se metió en la política.



Leí por ahí que a algunos le pareció un poco arrogante en sus cuentos. Eso creo que es una cosa que no es fácil de evitar cuando uno publica un libro sobre sus viajes, sin embargo a mí no me pareció nada arrogante, es más, me encantó. Creo que hizo un menos kilómetros al día de lo que dice, pero no creo que miente en lo demás. Cómo contrasta con "el viejo expreso de la Patagonia, último libro de viajes que he leído! Lo empecé chusmeando un poco y no me soltó mas, lo devoré en pocas horas. Viajé con él, sentí con él, a la vez leyendolo mi vida me pareció una absurdidad de insignifcancia y aburrimiento. Esta es la verdadera manera de viajar! Quiero leer más sobre la história de Asia y la India y las religiones y culturas. Ya lo pongo entre la lista de los mejores leídos en 2014!
Fue editado en España (con una tapa horrible), lo googleé. Yo lo leí en aleman. 
Recomendadísimo.

08 marzo, 2014

Aldous Huxley - Las puertas de la percepcion (1954)



Huxley ya de medio viejito describe en este libro cortito sus experiencias de la ingestión de mescalina, es mas un cuaderno que libro. Asume que el cerebro humano filtra la realidad para no dejar pasar todas las impresiones e imágenes, las cuales serían imposibles de procesar. De acuerdo con esta visión, las drogas pueden reducir este filtro, o abrir estas puertas de la percepción. Huxley dice de entrada que estaba ansioso de fungir como conejillo de las indias. Lo que deseaba era escapar de la aislacion de la condicion humana, de la que el hombre solo trata de salir mediante el idioma o símbolos, pero que no logra empatizar de verdad. Dice que sus vida mental era muy gris, muy aburrido, que no lograba ser creativo o acordarse de cosas y solo cuando estaba con alta fiebre se pone más interesante. Así que tomó mescalina, observado por un médico, acompaniado por su esposa y grabando sus conversaciones. Después anotó sus pensamientos y sentimientos. Ha sido diferente de lo que se había esperado. Vio los colores más intensos, contempla sus libros y un florero y sus existencias le parecen de otra profundidad, le agrega palabras en alemán (leí en espaniol) como Weltanschauung (vision del mundo) y Istigkeit (ser-encia), lo cual me divirtió, no sé si lo hace para sonar más científico? Tambien es muy gracioso como de reptente le fascinan los pliegues de su pantalon de franela o las patas de una silla de mimbre. Escribe que el ojo recobra parte de esa inocencia perceptiva de la infancia cuando el sentido no esta de inmediata subordinado al concepto. El interés para el espacio y el tiempo disminuye mucho, pero la capacidad de pensar no sufre. No le interesan mucho tampoco las otras personas, ya que se hallan "en otro mundo". En lo siguiente reflexiona sobre la percepcion que expresaron ciertos artististas de sus objetos. Y sobre filosofías y religiones.  
Cuando baja del trip concluye que la vida es tan monótona y triste cuando se queda sin "paraísos artificiales", que mucha gente tiene ansias de trascender de sí mismo, como "principal apetito del alma", como la religión, el arte y las carnavales sirven para eso y existen por eso. E igual que la idea del infierno no impide que los católicos cometan pecados, la humanidad en todas las regiones y culturas no va a parar de consumir plantitas "modificadores" y que existen sustancias mucho mejores y mucho menos daninos que el alcohol y el tabaco, pero que uno es visto como vicioso o delincuentes.
Me anoté muchas frases interesantes y me reí mucho. Yo me prendería a probar. De una.

Dato curioso: Según Wikipedia: El libro de Huxley, basado en el verso de William Blake, dio nombre a su vez a la banda The Doors. La banda creó una canción llamada Break on through inspirada en el tema de las puertas de la percepción.

Acá el link del libro: http://ebookbrowse.com/las-puertas-de-la-percepcion-aldous-huxley-pdf-d48173167

02 marzo, 2014

Herman Koch - Casa de verano con piscina

.

Primero pensé que serán palomitas los libros de Koch, no de amor, sino de gente que se mueve entre ser moralmente mal o complemente normal, entre simpática y antipática. Que son dilemas morales que ponen a prueba al lector. Segundo libro del holandes, Herman Koch que leo. En el otro libro para mi había sido fácil posicionarme, tenía muy claro como pensaba en el tema, en este libro no era tan fácil. Yo los leo como libros de un autor que está empezando y que tiene algo interesante, pero que necesita mejorar. Atrapa al lector desde la primera página, aunque por la mitad me aburrió un poquitito. Igual lo leí en una sola tarde de domingo, hacia el final se puso suspenso. El argumento y estilo es muy parecido al de "La cena", también son dos familias que se juntan y también acá la atmósfera va aumentando en tensión hasta ser muy denso y uno necesita saber como sigue. El autor cree personajes y situaciones que son capaz de sacar lo peor de los carácteres. Uno se pregunta como hubiera actuado en su lugar. La pregunta esencial igual que en "la cena" es: "Qué somos capaces de hacer por nuestros hijos?". El Protagonista un médico sin escrúpulos. Es la farsa de la vida feliz, todo funcionando, el éxito de una carrera profesional, una familia perfecta brillando desde afuera, un anti-heroe. Que parece ser malo, pero por otro lado uno lo entiende. Igual que en otro no sé sabe quien de todos es más malo, o un poco más inocente, o si son las circunstancias, la noche de verano y el alcohol que junto con "las hormonas" hacen suceder cosas. Es una drama.
Sus libros entretienen, son fáciles de entrar y cortos. Pero uno no los olvida tan fácil. Hay violencia y dilemas morales. Impresiona como el autor logra crear estos personajes tan humanos. El estilo vacila entre cinismo, amargura y una novela simple. Es muy fuerte.
Me gustó. Este libro me gustó más que "la cena". Recomendado.


Translate