Etiquetas

1809 1870 1896 1928 1938 1940 1943 1945 1954 1955 1957 1960 1968 1976 1985 1995 1996 1997 2001 2002 2016 abuela aburrido academicos Afganistán africa Albert Sánchez Piñol Aldous Huxley alegoría Alemania Alessandro Baricco Alexandría alienación amazonas america amistad amor anarquismo Andes Angola Antoine Saint-Exupéry António Lobo Antunes arge Argentina arte Atwood Auster Australia austria austríaco Autoficción autor autoritarismo autostop aventura ballenas Barcelona Barnes Beatnik benedetti Berlin Biafra biologia Bioy Casares Boston brasil Bruce Chatwin Buechner Buenos Aires Bukowski caballos Camilo Jose Cela campo canada canguru Cannery row capitalismo Carlos Castaneda Castaneda catalan Catalunya cesar aira César Aira chatwin Chile Chimamanda Ngozi Adichie chinos ciencia ficcion Ciencia Ficción ciudad civilizacion clases sociales clasico clásico cocina Coetzee colombia colonialismo colores comunismo Congo consciencia contemporáneo crisis economica critica social crotos cuentos cuentos cortos cuidad culpa y inocencia cultura D.H. Lawrence daniel Kehlmann darwinismo Dave Eggers depresión derecho desaparecidos desarollo desgracia detectives dialogo diario dictadura dinero distopia distopia/utopia Dostojewskij Douglas Adams drogas Eduardo Mendoza EEUU Egipto el infinito Enrique Vila-Matas ensayo escocia escritura espacio urbano España espionaje estados unidos estadounidense estilo de escritura moderna Estonia evolucion exilio existencialismo familia fantasia fantastica fantástico fauna felicidad feminismo Fernando Pessoa ficción Francia futbol futuro Gabriel García Márquez gales gemelos geografia George Orwell Glavinic Goethe Gonçalo M. Tavares Graham Greene Greene guerilla guerra guerra civil Guerra Civil Espaniola guerrilla Handke Harry Hole Haruki Murakami Helena Corbellini Henry Trujillo Herman Koch Hermann Hesse Herrndorf hippie hippies historia holandés homosexualidad Houellebecq humor identidad idioma ilustrado imigracion india indigenas infancia infantil inglaterra ingles inmigrantes intercultural intriga Irak Irán Isla Islam Italia italiano Jack Kerouac Jo Nesbo John Irving john steinbeck joseph conrad jovenes jóvenes Juan José Millás Juan Pablo Villarino Juan Rulfo juventud kafka kafkiano Kehlmann Las enseñanzas de Don Juan latino latinoamericano Lawrence Durell lenguaje letras Levrero libros Lídia Jorge lisboa literatura africana literatura alemana literatura pop London Luxemburgo Mairal Mankell Manuel da Silva Ramos mapas mar Marc-Uwe Kling Margaret Atwood Mario Levrero Mario Vargas Llosa Mazzantini memoria meta-ficcion mexico minirelatos mitologia mitología moçambique moderno Montevideo moral mujer mujeres multiculturalismo Munich Murakami navegar Nicaragua Niccolò Ammaniti Nigeria no vale la pena nomada nómada nómadas nomadismo non-fiction novela novela corta novela de barrio novela negra nueva novela latinoamericana Nueva York obrero occidente Octavio Paz okupas Olguín onetti Oriente oso ostracismo Osvaldo Baigorria otro libro aleman parabola Paris partido comunista pastiche Patagonia Pedro Paramo. latinoamericano periodismo persia peru Perú playa poesia poesía policíaca policial poligamia Politica ficcion porcelana portugal portugues portugués postdictadura Praga premio Cervantes Premio Nobel prostitucion psicoananalisis psicologia psicología puerto Puig racismo Rafik Schami raro raza Re-lectura realismo realismo magico realismo. cela Reino Unido relato religion República Dominicana rio ritual de pasaje Robert Musil rui zink Rusia sabiduria Sacheri Saer satira Schnitzler Sergio Olguín serie: O reino sexo sexualidad sigloXIX simulacro Siria sistema escolar Skármeta soledad Sudafrica Suecia sueño suerte surrealismo surrealismo? suspenso Tango theroux Tierras de cristal Tomás Eloy Martínez tremendismo tren trilogía involuntaria triologia Trujillo turismo unicornios uruguay utopia politica vagabundo vagabundos vargas llosa vejez viaje viajero vide de campo Viena vigilancia villa de miseria violencia violencia domestica violencia sexual zadie smith

25 junio, 2013

Antonio Tabucchi, Tullio Pericoli - Muchos saludos (Tanti saluti, 1988)



Lo compré pensando que era una novela, pero es un cuentito de 10 páginas.0
El resto son ilustraciones del artista italiano Tullio Pericol del estilo postal.
Algunos me gustan mucho, otros no tanto. El cuento para mi gusto era demasiado corto.
Acá les dejo fotos:
















23 junio, 2013

John Steinbeck - Los arrabales de Cannery (1945)


Leí "Cannery Row" o en español "Los arrabales de Cannery" de John Steinbeck y -como era de esperar - me encantó!
Todas las obras que leí de él - la primera fue obligatoria en el liceo - me impresionaron, ésta me pareció la más alegre. John Steinbeck me transporta a la costa de California de los años 1940, tiene una manera de escribir, tan claro, tan exacto en las descripciones, pero nunca con demasiadas palabras. El autor nació ahí en Salinas, en todos sus libros destacan las descripciones de su tierra con sus formas de vida, las gaviotas, los cangrejos, serpientes, perros, señoras y vagabundos. La brisa del mar, la luz de la mañana, los olores, el calor.. Describe la vida de los habitantes de la calle Cannery Row, con su fabrica de latas de sardinas, con el instituto de biología maritíma, con el almacén chino y los chicos del barrio. Estos chicos son personajes únicos; no les gusta trabajar demasiado, así que se arreglan la vida como pueden, negocian con ranas y atrapan gatos para su amigo, el biólogo "doc". Son libres, nada les hace falta. El libro cuenta la historia de como estos chicos organizan una fiesta de sorpresa para su amigo, sus ideas geniales, los desafíos, preocupaciones..
Quiero más Steinbeck, me hacen feliz sus libros, lo recomendo especialmente a todos los que siempre querian saber como sabe un "beermilkshake".

20 junio, 2013

Einar Kárason - Sturmerprobt


Einar Kárason - Sturmerprobt ("a prueba de viento")


"Sturmerprobt" es mi primera novela islandesa.  No sé si hay traducción al español, creo que todavia no. Antes de empezar a leer tuve algunos prejuicios acerca de que iba a ser típico escandinavo, o nórdico, pero la novela no lo es, según mi comprensión de eso.
No es una novela policíaca y tampoco habla de infancias idílicos en el campo en casas de madera pintadas de rojo y con muertos en el sótano. El autor tambiém juega con el cliché de "típico escandinavo", así dice una figura de su libro que trabaja en una editorial: "... se levantaron voces que predecían el gran éxito que la literatura escandinava iba a tener en todo el mundo, porque es muy diferente del realismo mágico sudamericano, que ya hace más de veinte años domina a los mercados literarios del mundo, en lugar de este eterno calor, los olores, la humedad y la excitación febril, los colores y la cantidad asfixiante de moscas e insectos que abundan en las novelas del sur de América, ahora vendrá el tiempo de la tranquilidad polar, el espacio abierto, el silencio helado, el tiempo de las personas solitarias en las llanuras cubiertas de hielo bajo un sinfín de cielos azules" 
La estructura y el tema de esta novela son atípicos en muchas maneras. El protagonista es un verdadero antihéroe, "Sturmerprobt" es un estudio de carácter.

Stormur ("el viento/la tempestad"), como es su apodo, se crió en condiciones difíciles, con padrastros criminales notorios, pero una vez adulto, logra organizarse bien, muchas veces a costo de otros, de su mujer, sus amigos o del estado de bienestar danés. Siempre encuentra un pretexto para no trabajar, desde su punto de vista siempre son los demás que le ponen piedras en el camino. Como es habitual con los antihéroes, el lector no sabe si siente simpatía o antipatía con él.
La novela de Einar Kárasons Roman está escrita en la "perspectiva de yo", cada capitulo cuenta los acontecimientos desde el punto de vista de otro de los personajes, así también personajes marginales  y nada importantes aparecen en primer plano. Llama la atención como las personas explican, justifican y interpretan las mismas situaciones completamente diferente. Este modo de estructurar el libro me gustó mucho.
A Stormur le gusta tomar, y toma bastante, disfruta la vida y sabe contar historias a sus amigos, también le sale muy bien imitar o parodiar a gente de su círculo de amigos. No es tonto, lee mucho sobre temas legales para inventar excusas y aprovechar siempre el máximo de los pagos del seguro social y beneficios parecidos, por ejemplo se divorcia en seguida después de casarse, con el fin de cobrar una asignación mas alta por los hijos, aunque informalmente siguen siendo pareja.

En Dinamarca se hace amigo de otros islandeses expatriados, muchos que estudian ahí, es bastante popular gracias a su excelente gusto de música, su elocuencia y hospitalidad.  Al principio todo le va bien, pero en algun momento le llama la leyenda del que fue a lavar platos a los EE.UU. y con un poco de esfuerzo se convirtió en millonario y junta sus cosas y va con su familia a probar suerte. Pero les va de mal en peor, un desastre, después de su regreso a la familia ni siquiera le queda un colchón, no tienen ni casa, ni dinero, por lo que van a quedarse en el piso de un conocido islandés. 

Paralelo se cuenta la historia de una editorial, que huele un negocio, les gustaría publicar un libro sin depender de autores idiosincrásicos. La idea se desarolla, las cosas se dan, les llega un manuscrito anónimo con una novela que promete y tematiza la vida de gente sin casa y una chica que crece entre alcohólicos. Lo único que falta es uno que se compromete a actuar en público como autor, que parezca autentico y les ayuda a vender. Da la casualidad que un amigo de la adolescencia de Stormur trabaja en esta misma editorial y propone contratar a Stormur para fingir el autor.

Las cosas siguen su curso, y escapan un poco del control ...


Me gustó el libro, que es muestra interesante de la sociedad islandesa. Muchas reacciones, refranes y maneras de actuar conoce cada uno de su entorno y permiten así conectar con los personajes. Critíco que hay algunos tramos en la segunda mitad, que aunque se leen algo de entretenidos, no aportan nada a la historia y sobran, tenía la sensación de que habría hecho bien en sacarle 100 a 150 páginas. También, el final carece de fantasía y acción.

Pero sin embargo me dio ganas de leer los otros libros del autor.
 

15 junio, 2013

Andreas Altmann - Im Land der Freien (en el país de los libres), 1999

Andreas Altmann - Im Land der Freien, (en el país de los libres), 1999




Terminé el libro "Im Land der Freien" de Andreas Altmann, en espaniol sería "en el país de los libres", aunque no sé si fue traducido. 
En el libro el autor cuenta las experiencias vividas en una viajes por Estados Unidos, de costa a costa. En resumen, este libro ya me gustó mucho mas que el otro que había leído del autor. Aunque tampoco es literatura imprescindible. 
Altmann viaja de Nueva York a San Francisco parando en varias ciudades en el camino por el sur, siempre viaja en los micros famosos de "Greyhound".
Inicia el libro con un '"me propuse divertirme", como si solo hiciera el viaje porque necesita dinero y la editorial le mandaba al infierno. 
Es un autor diferente, viaja con pocas cosas, usa el transporte mas barato y duerme en hoteles muy baratos, además habla con gente que vive en la calle, con putas, con gente que ve trabajando por ahí  o con los que parecen extranjeros y pregunta por sus historias. Esto es interesante, a veces valiente y sin duda muestra otra imagen del país que describe que la literatura de viaje convencional. Altmann describe lo feo, es conciente que causa en los lectores, provoca a propósito, eso de por sí me gusta, pero lo exagera de tal manera que aún yo, que pienso que los EEUU no es un sitio que me gustaría del todo, pienso que debe haber muchas cosas lindas y que no puede ser tan horrible el país. Altmann no describe paisajes porque no es su estilo (dice él), pero describe enfermedades de piel de la gente que pide plata en las calles.
Parece que casi todas las ciudades le parecen espantosas, le desprimen, los odia, se queda una noche, en el hotel mas barato que encuentra, contando cucarachas y se va. 
Las quejas sobre los gordos y los creyentes llenan una buena parte del libro, es cínico, arrogante. En el medio mete anécdotas de sus viajes anteriores a África y la India, de su vida en nueva york, paris y méxico. Recita sus autores y poetas favoritas. Su ego es muy grande, de eso no caben dudas. Un algo tiene, un pedacito de personalidad simpática, pero una gran parte que me deja grandes dudas de si quiero o no leer más de él. Por ejemplo estoy de acuerdo de que debe ser horrible cruzarse todo el tiempo con personas que te dicen que el amor es pecado y que hay que rezar a dios y que jesus te salva. Y que hasta se prohiben fotos de perros desnudos, porque la desnudez es la tentación del diablo y a la vez ver casinos y prostitutas en cada esquina, (Altmann habla con todas), pero casi no escribe de otras cosas. De la tele que solo muestra violencia y sexo, de lo estúpida que es la gente. Le divierte que le confudan con un drogado, un gay o un ladron y hasta cuenta mentiras sobre si mismo para conocer mejor a la gente. Habla con un cura de una iglesia moderna y libre, de esas que juntan millones de personas para que junten plata para el sacerdote-superstar, habla con el cura de una capella de las Vegas y hace una ceremonia de una religion africana. Ademas visita a la casa de Elvis como si fuera un templo. Para el todas las ciudades estan increiblemente feas, ni bibliotecas encuentra en la mayoría de ellas, solo las ciudades de Boulder, de Santa Fe y de San Francisco le gustan, por la herencia de Allen Ginsberg, Jack Kerouac y Henry Miller que admira tanto hasta ponerse a llorar.

Un tipo raro este Altmann.

13 junio, 2013

"La mujer que arañaba las paredes" de Jussi Adler-Olsen

"La mujer que arañaba las paredes" de Jussi Adler-Olsen


Termine el libro de la serie cirminal de Adler Olsen (Dinamarca), el Titulo original es "Kvinden i buret." (2007) seria "la mujer en la jaula".
Es como una copia barata de las novelas de Jo Nesbo. No me gusto nada el tema, poco realista, muy exagerado y absurdo. Los personajes principales me gustaron, sobretodo el asistente del policia que no es policia, sino un chico de Siria que supuestamente vino a sacar fotocopias y hacer café, pero se mete en los casos y es muy listo, gracias a él se resuelve todo.. Tiene suspenso sí, pero le falta caracter, las emociones e historias personales del comisario quedan muy flojos también.
No creo que valga la pena seguir con la serie.

03 junio, 2013

34 días, 33 noches: De Paris a Berlin caminando y sin dinero


No sé si existe este libro en español.

Altmann me fue recomendado por un buen amigo.

Es lo que se dice autor de libros de viajes y aventuras y ya que me gusta leer y también escuchar sobre las aventuras de la gente, pensé que no estaba mal probar a ver si me gustan sus libros. En amazon es alabado como hombre muy interesante:

"Andreas Altmann fue modelo masculino, actor en el Teatro Residenz de Munich y en el Schauspielhaus de Viena, estudiante de derecho y psicología, jardinero, conductores de taxi, chofer privado, lavaplatos, camarero, asesor de inversiones, trabajador de carretera. En la actualidad trabaja como corresponsal extranjero y escritor de viajes en París ".


Conseguí entonces adquirir uno de sus libros, uno que traducido sería:

 34 días, 33 noches: De París a Berlín a pie y sin dinero.

En el verano del 2003 Andreas Altmann se fue caminando de París a Berlín, que son mas o menos unos 1000 kilometros, cada día en promedio, alrededor del 30km. Eso suena como un desafío, suena a cargar un montón de peso de mochila, leer mapas y encontrar lugares donde dormir. Ya me sentía casi dispuesta a intentar de copiarle la idea. Ademas de eso, como ya lo dice el título, lo hace sin dinero, algo que tal vez sería demasiado duro para mi, personalmente.Quien que quiere leer el libro, quizas no debe continuar de leer aqui.
Cuando empecé el libro, pude imaginarme de forma muy real los suburbios de París, el calor, la gente en su vida cotidiana, las asociaciones caritativas que solo abren los miércoles para hacer buenas acciones. Las primeras ampollas en los pies, las personas que miran para otro lado cuando se le pide un euro. De alguna manera, el tipo es simpático. Después de un tiempo el juego se repite bastante, estan los buenos ciudadanos malhumorados que no quieren regalar un €, las ampollas en los pies, el calor. Luego comienza a contar historias a y de las personas con las que más y más toma contacto, tiene experiencias cada vez más impresionantes, tanto positivas como negativas, la hospitalidad y los insultos, duerme en un granero calentito o en un lugar para gente sin casa bastante peculiar. Avanzando el libro ya no me gustaba más, era cansador de leer, mucho lloriqueo del parte del protagonista, nada de pensamientos positivos. Luego también eran las historias que iba contando a la gente para pedir dinero, que me hacían dudar de la calidad del libro. Algunos eran de los que se pueden comprender, por ejemplo cuando afirma que ser un católico practicante, otros son simplemente desmesurados. La gente le invita a su casa y él inventa un tumor cerebral para provocar compasión. Altmann dice que juega con esto para saber que la gente necesita de pretexto para ayudar a su prójimo. Ah, bueno, si es así. (!??)

En un momento pensé: Sí, a este tampoco le daría un euro. Después de vuelta iba mejorando el libro, se puso de nuevo mas interesante. Proporciona descripciones auténticas de los refugio para desamparados, y organizaciones de ayuda que se encuentranen cada estación de tren en Alemania. También es algo como una copilación de las historias de vida de la gente que conoce en la calle.
 Curiosamente, también anduve descubriendo el este de mi país estos días, sin duda la diferencia entre Alemania occidental y oriental ahora, 10 años después de que salió el libro, ya no es tan fuerte como lo describe.
Mas que nada, el libro habla de lo mal que las personas "normales" los tratan a los indigentes, perdidos y los vagabundos. Por un lado seguramente tiene toda la razón, pero por otro no es un buen tema para escribir solo de eso, el título y la descripción del libro prometen más. Tal vez hubiese sido mejor si él autor hubiera hecho menos kilómetros forzados y dedicado mas tiempo a disfrutar del paisaje.
A mí me gusta comer, como mucho, pero tanto hambre que tiene Altmann todo el tiempo, a pesar de que le sirven todos los días en muchos lugares comida gratuita, no me puedo imaginar. Probablemente es verdad que, si uno no puede ir al supermercado satisfacer inmediatamente sus antojos culinarios, por ejemplo de un sandwich de jamón y queso, entonces uno en su mente lo anhela mucho más de si estaba en su alcanze.

Además me pareció raro leer sobre la soledad de las calles de campo, los "wandering blues", los campamentos improvisados de noche en el medio del bosque, todo en la perspectiva de "yo" y luego enterarse de que un fotógrafo y escritor lo acompanió durante todo el camino. Sabiendo eso todas las situaciones cambian de significado, por ejemplo cuando le toca el timbre a una casa y pide una comida. 
En resumen, todo se ve mas como un desafío del que se sometó, no por ganar experiencia, sino para recoger el dinero para el libro, como también lo dice mas que una vez. 

Creo que si yo hiciera un viaje así, actuaría muy diferente o escribiría de otro modo, completamente distinto.

Más información se encuentra en: http://www.andreas-altmann.com
(hasta ahora solamente en alemán :-( )Le voy a dar en otra oportunidad y leer otro libro más de él, tengo curiosidad.






"Un Chino en Bicicleta" de Ariel Magnus (2007)






Primero que nada creo que Un Chino en Bicicleta es uno de los libros con más humor que he leido en mucho tiempo, tanto en sus argumentos que en los juegos de palabra, tiene un humor que no lo entiendo o no lo comparte cualquiera. Me reía a carcajadas.

Diálogos como:: “Hola, amigo, gusta mí hablal uted lengua Celvante!” - “Yo no hablo la lengua de Cervantes, nadie en Argentina la habla”.

Habría que leer todo el libro en voz alta.

Ambientada en Buenos Aires la novela es muy porteña sobretodo por la a veces cínica, pero por lo demas muy cierta descripción de costumbres y caracteristicas porteñas, no sé si para alguien que no conoce bien a la cultura rioplatense el libro sería igual de bueno.

El comienzo parece de novela negra, un chico argentino secuestrado por un chino pirómano, pero avanzando el libro parece mas un ensayo sobre el tema de la inmigración china en Argentina y su colectividad.

La novela examina detalladamente los prejuicios y la ignorancia de la sociedad occidental en general ante la cultura oriental, fomentada por los medios de comunicación, como por ejemplo CrónicaTV.

El protagonista se enamora de una mujer oriental y así logra emergerse mas en este mundo tan extraño que se encuentra a tan solo caminar las pocas cuadras que separan su casa del barrio chino, y ver las cosas desde otro punto de vista.

Es una novela sobre diferencias culturales, sobre prejuicios, sobre la modernidad globalizada, Ariel Magnus se burla de todo sin perdon, así por ejemplo su protagonista es de lo mas porteño, pero detesta al futbol, en cambio los chinos lo arrastran a la cancha.

Los capítulos tienen títulos buenísimos, como por ejemplo: Historia del chino que quería comprar 6 medialunas y terminó llevandose 10 (Breve alegoría sobre el choque de culturas, pero con final feliz).
El final no me gustó tanto, pero no importa mucho, en fin el autor le tuvo que dar algun final .

Recomendadísimo!

Archivo del Blog

Translate